Conozca esta sorprendente casa en Bucaramanga con piscina semiolímpica

Por Revista AXXIS
/
Febrero
7 - 2022
Crédito de la foto: Juan Pablo Serrano
La mezcla de elementos arquitectónicos como concreto y madera que resaltan con el azul profundo de la piscina que se puede apreciar desde varios puntos de la casa.

Una casa para vivir y habitar en familia. Con esta premisa el arquitecto bumangués Daniel Vargas, diseñó Valle de Rocas de 570 m2 y que se encuentra ubicada en Ruitoque un condominio de Bucaramanga, Santander. 

La inspiración de Daniel para realizar este diseño, se basó en los gustos y estilo de vida del cliente, la piscina que compone más de la mitad de la vivienda, se convirtió en un elemento arquitectónico más y fue construida como el eje central convirtiéndose en un refugio para un aficionado de la natación.

“Buscaba resaltar e integrar los elementos naturales dentro de esta casa. Por eso el agua rodea toda la casa y se complementa con cada uno de los espacios de la casa. Quise integrar los 5 elementos en un lugar habitable”, cuenta Vargas.  

El proyecto empezó su construcción en 2019, se detuvo durante los primeros meses de pandemia, pero fue entregado al cliente a final del 2020. Uno de los puntos destacables del arquitecto es que no solo se encargó de diseñar en conjunto con el cliente la vivienda sino su riguroso trabajo de interiorismo con el que entrega casi siempre todos sus proyectos. “En Bucaramanga no muchos arquitectos se involucran con el interiorismo. Mi idea es crear desde el primer ladrillo hasta detalles de iluminación o mobiliario. En este proyecto influyó mucho la buena conexión con el cliente y la comunicación y lo que buscaba para él y su familia”. 

Vea tambien: Quitar muros y particiones: así se remodeló este apartamento

El interior de Valle de Rocas 93 es una mezcla de elementos arquitectónicos como concreto y madera que resaltan con el azul profundo de la piscina que se puede apreciar desde varios puntos de la casa. “El cliente siempre tuvo claro que quería dentro de su hogar una piscina semi olímpica porque estaba entrenando triatlón en ese momento. Siempre se la imaginó por fuera, pero integrarla fue un reto que dio resultados”.  

La iluminación según cuenta el arquitecto, fue otro de los grandes desafíos para destacar cada espacio y convertir así el concreto de algunos muros en un material cálido. Hubo espacios que necesitaban más calidez que otros y todo se manejó a través de luces. El cliente ya tenía algunas obras de arte que fueron reubicadas dentro del nuevo espacio al igual que algunas partes del mobiliario que se renovaron porque esta casa era más grande que la que tenía el cliente. La sala es versátil y se puede abrir completamente, integrando la naturaleza exterior con el interior. “El reto con la piscina -aclimatizada- en el interiorismo era lograr cohesión y que la piscina se convirtiera en un elemento decorativo e integrador de todo el diseño interior de la casa. Queríamos que fuera más un espejo de agua que cualquier otra cosa. El enchape siempre fue pensado con un estilo muy natural y la chimenea también le da un aire diferente a toda la casa”. 

Desde que se ingresa a la casa hay una luz led que hace todo el recorrido de partes importantes del ‘living room’ y espacios principales. La casa no solo es cálida y se involucra con la naturaleza, sino que también es funcional para el cliente. 

El arquitecto concluyó que ha trabajado en proyectos en todo el país en los que busca no solo involucrarse en la obra sino también en el interiorismo para lograr un resultado más armonioso y completo.

Vea tambien: 800 metros cuadrados de ensueño en este apartamento Bogotá

Para más información visite la página oficial de Daniel Vargas, redes sociales: Instagram: @daniel_fvargas – Facebook: DV Arquitectura.

Lea más en nuestra sección de arquitectura.

Una respuesta

Deja un comentario:

Send this to a friend