Un ‘penthouse’ de 650 metros cuadrados en Barranquilla

Por Camilo Garavito
/
Noviembre
3 - 2022
Crédito de la foto: Andrés Valbuena. Producción: Ana María Zuluaga
Los cuatro metros de altura libre en cada nivel de este penthouse, en Barranquilla, son aprovechados con ventanales de piso a techo para integrar sus 650 metros cuadrados con la privilegiada vista.

“Este penthouse está ubicado en uno de los edificios más altos de Barranquilla. Disfruta de mucha luz y de vistas sobre la ciudad, el mar Caribe y la desembocadura del río Magdalena. Es un perfecto oasis urbano”. Así lo describe la arquitecta sanandresana Martha Villarreal, quien estuvo a cargo del diseño y construcción de este espacio. 

El edificio que lo contiene también fue diseñado por su firma Martha Villarreal Arquitectura y Diseño, con la cual desarrolla diversos tipos de proyectos. “Sin embargo, este es especial, hecho a la medida de sus habitantes”.

Sala de penthouse en Barranquilla

Con cuatro metros de altura libre en cada nivel, sus grandes ventanales de piso a techo realzan las virtudes de esta ubicación privilegiada e integran visualmente el entorno con sus 650 metros cuadrados interiores, distribuidos en dos plantas.

En el primer piso ubicaron la zona social, compuesta por un área de recibo, salón, bar y dos cocinas. Hay una de carácter social, completamente abierta e integrada con el salón y el comedor. La otra es cerrada y privada para las labores más intensivas y que pueden producir más olores.

Una de las cocinas de este penthouse en Barranquilla.

En ese piso también hay un comedor de 12 puestos y un espacio de BBQ dispuesto en una terraza que da la espalda al río. Esto para protegerse de los permanentes vientos y hacerse habitable durante todo el año.

En el segundo nivel desplegaron cuatro habitaciones, cada una con baño y vestier, articuladas por un family room y su generosa zona de juegos.

Acabados a la altura de este penthouse en Barranquilla

Dispuesto a partir de placas de gran formato en acabado brillante, el mármol blanco Volakas se extiende de manera continua en el piso de todas las estancias sociales. Así se otorga fluidez al espacio y resaltar aún más su altura.

Vea tambien: Un centro de experiencia en Medellín que tiene todo lo que necesita

A su vez, la madera de cedro natural, utilizada en puertas, muros y cielorrasos, contrasta con el microcemento que reviste algunos muros. También contrasta con las fuertes vetas del mármol, que entregan un carácter cálido y diverso. 

La sala con vista a la ciudad.

El mobiliario y los tapetes de área los plantearon para complementar estos materiales, mediante una paleta cálida de colores tierra. “Tanto los muebles como las alfombras fueron diseñados y fabricados específicamente para este penthouse en Barranquilla, a la medida”.

La iluminación fue proveída por la firma Flos. El planteamiento fue por elementos discretamente embebidos en los cielorrasos que generan luces indirectas, resaltan superficies y crean un ambiente cálido y agradable. Sobresale como objeto escultórico dentro de este sistema la lámpara en el comedor, parte de la más reciente colección de la compañía. 

Comedor de 12 puestos en este penthouse en Barranquilla.

Esta lámpara se incorpora al lenguaje que proponen las obras de artistas colombianos como Giselle Borrás, en el comedor. También de Alejandro Rauhut. Ambas llenan de vida y de contenido esta vivienda.

Asimismo, la automatización de la iluminación forma parte de un sistema que integra también las cortinas. También se le suman cámaras de seguridad, aire acondicionado y elementos de sonido, para ofrecer todas las comodidades que permite la tecnología actual.

Objeto escultórico

Por otra parte, las escaleras que conectan con el segundo nivel destacan en esta propuesta como un objeto escultórico, ligero y desmaterializado, gracias a sus huellas voladas y a una transparente baranda de vidrio.

El revestimiento del muro sobre el que se anclan está hecho en superficies porcelánicas tipo piedra de gran formato. Sus tonos azul grisáceo resaltan sobre la paleta cálida del apartamento y se integran con su entorno acuático. Las vetas del material, dispuestas de manera vertical, prolongan el espacio y ofrecen una sensación de mayor altura.

Vea tambien: Este piso invita a decorar inspirándose en la naturaleza y el minimalismo

Escaleras.

El segundo nivel alberga las estancias de carácter más privado y gira en torno al family room, un espacio amplio, equipado con un salón de televisión, una mesa de billar y otra de juegos, que disfruta también de la infinita vista sobre su entorno. 

La madera y las telas, texturas suaves y acogedoras, son protagonistas en las habitaciones, mientras que el baño principal combina los tonos cálidos de la madera con accesorios dorados y placas de piedra sinterizada de gran formato.

Sueltos en medio de un espacio amplio y generoso, el lavamanos y el tocador componen un frente al continuo ventanal que diluye el límite entre interior y exterior y los integra de manera permanente.

“El interiorismo de este penthouse en Barranquilla fue inicialmente un complemento a nuestra actividad, para luego convertirse en algo esencial que requirió, incluso, mayor atención al detalle que el diseño arquitectónico en general”, concluye Martha Villarreal.

Una respuesta

  1. DARIO LONDOÑO dice:

    Cordial saludo, los muebles del baño donde se consiguen? (lavamanos, espejos, mueble inferior) gracias

Deja un comentario:

Send this to a friend