Cuatro casas en una y 460 metros cuadrados en este hermoso proyecto

Por Rodrigo Toledo. Arquitecto y profesor asistente de la Universidad Pontificia Bolivariana
/
Agosto
4 - 2022
Crédito de la foto: Mateo Soto
Cuatro “microcasas” componen este hogar. Eso permite que cada uno de sus tres habitantes tenga un espacio privado y uno común para compartir.

La vida doméstica transcurre en una colección de espacios definidos, donde cada uno responde a un hábito. En la cocina preparamos nuestros alimentos, en el salón nos reunimos y en las alcobas descansamos. 

Pareciera que se trata de la simple suma de estancias tipificadas y estandarizadas, distribuidas de manera eficiente. Pero una casa es mucho más que esto. En ella se desarrollan la intimidad y el encuentro familiar en medio de un paisaje específico, en función del lugar donde se construye.

Fachada de las microcasas
La imagen exterior de la casa está determinada por el uso de lámina metálica negra de Hunter Douglas. Está tanto en techos como en fachadas. Fotografías: Mateo Soto.

A 17 kilómetros de Medellín, en lo que se ha denominado el Nuevo Alto de Las Palmas, el estudio antioqueño CAPA Arquitectura, dirigido por Catalina Patiño y Juan Pablo Ramos, diseñó esta casa de 460 metros cuadrados. 

Su arquitectura aborda un encargo atípico, en el que cada miembro de una familia colombo- suiza (padre, madre e hijo) debía tener un ambiente privado. Además, se requería un cuarto espacio para el encuentro de todos.

Esta condición fue determinante. Así, cada una de las cuatro zonas fue definida como una “microcasa” de dos niveles. Cada una está dotada de un altillo para dormir y un área en el primer piso para otras actividades. 

Estos módulos se conectan entre sí de tal forma que los volúmenes se escalonan para adaptarse a la pendiente del terreno en un movimiento zigzagueante que genera una serie de patios interiores.

Así es cada una de las «microcasas»

El espacio del padre ocupa el límite posterior del lote. Se posa sobre el punto más alto de la topografía, complementa la habitación con un área para trabajar y hacer ejercicio. 

Vea tambien: Una cafetería con sabor a casa en Chipaque, Cundinamarca

El habitáculo de la madre goza de una alcoba con fachadas acristaladas y una sala privada en el primer nivel. El del niño tiene un ambiente para ver televisión, con salida a una zona verde en la parte baja del terreno.

Desde afuera, un puente descubierto conduce al acceso principal que rompe el volumen central, donde aparecen la cocina y un comedor, además de una biblioteca que aprovecha la altura del espacio para establecer una pasarela aérea. 

La ausencia de una alcoba principal y la manera como cada estancia se separa y se conecta con las otras favorece una habitabilidad en la que cada integrante de la familia puede gozar de independencia con áreas para compartir, cuando lo desee.

Los quiebres en la geometría del proyecto contribuyen a que cada una de las “microcasas” disfrute de perspectivas diferentes. Tanto de los jardines como del espacio interior. Esto se refuerza gracias a balcones y terrazas que vuelcan los diversos ambientes hacia afuera.

estudio

Si bien la casa se percibe como un cuerpo unificado, recorrer su espacialidad implica deambular por rincones escondidos, animados por la vegetación de los patios escalonados que salvan las diferencias entre niveles.

En medio de las dobles alturas se disponen escaleras de acero. Fueron desarrolladas por los talleres Hombre de Hojalata y Fierro Estructural y, como esculturas sueltas, permiten ascender y descender a las buhardillas.

Las «microcasas» desde afuera

La imagen exterior de la casa está determinada por el uso de lámina metálica negra de Hunter Douglas. Está tanto en techos como en fachadas. También tiene concreto a la vista. Por dentro, los cascarones a dos aguas se revisten con madera de tono claro. Esto no solo contrasta con el exterior, sino que dota al espacio de amplitud visual.

Vea tambien: Un apartamento en Bogotá en el que la madera es protagonista

sala de las microcasas

Por su parte, las grandes superficies de fachadas acristaladas facilitan el ingreso de iluminación natural, para percibir desde adentro cómo transcurren las horas y la luz cambiante a lo largo del día. 

Las enredaderas, que durante los tres últimos años han colonizado la arquitectura, son también un material que desdibuja la masa del proyecto con la vegetación circundante y resguarda los recintos privados.

Estructura y edificación

La ejecución de la obra estuvo a cargo de la firma Edificar +. El sistema constructivo se basó en la repetición de pórticos de acero para generar un esqueleto que describe su volumetría. Entre las fachadas metálicas y el revestimiento interior de madera dispusieron una serie de paneles térmicos que garantizan una temperatura confortable en épocas frías y templadas.   

A diferencia de sistemas más tradicionales en mampostería, esta manera de construir produce una arquitectura ligera, con cargas estructurales menores y forma autoportante de las superficies, lo que libera el espacio interior de columnas y muros cargueros.

microcasas

Esta casa elimina las jerarquías de la distribución habitual del espacio doméstico. Desde el encargo propuso una vida familiar singular, donde la privacidad y la independencia propician un lugar fragmentado y conectado al mismo tiempo. 

Su geometría persigue el relieve de su emplazamiento y hace que los jardines se cuelen hacia el interior en patios acristalados, llenos de reflejos, entre rincones y miradores. Pero, sobre todo, nos demuestra que las convenciones de la arquitectura no están escritas en piedra y que es posible reimaginarlas.

5 respuestas

  1. uno de los elementos principales de este proyecto son las fachadas, el vidrio… saben quien las construyo? con cual sistema? por que no las nombran?

  2. Uriel dice:

    Que proyecto tan maravilloso, fuera de lo común en nuestro medio, vale la pena mostrar que tanta diferencia hay de costos de este tipo de construcciones con la tradicional de mampostería, que es lo que se ve en nuestros entornos. Felicitaciones. Gracias.

  3. Me encantó el artículo . . . quisiera ver más artículos de este tipo. Me interesa algo como la arquitectura de una casa desde afuera pero por dentro 3 casas de 3 hermanos y su familia . . . como sería la distribución? . . .Ustedes siempre son excelentes en sus visiones. . . Gracias

  4. […] ‘Cuatro casas en una y 460 metros cuadrados en este hermoso proyecto’ […]

  5. Uriel dice:

    Que bueno fuera que cada que se presenten proyectos de vivienda como las que se muestran en la Revista Axxis se resalte como uno de los espacios principales de éstas, la Biblioteca. Gracias.

Deja un comentario:

Send this to a friend