La restauración de un hotel ubicado en la región montañosa de los Alpes italianos

Por Rodrigo Toledo
/
Febrero
15 - 2022
Crédito de la foto: GUSTAV WILLEIT, CORTESÍA MODUS ARCHITECTS
La renovación de este clásico inmueble, ubicado en Italia, partió de cambiar su piel exterior para modificar la forma como las personas viven su espacialidad interior.

Desde la década de 1930 el Hotel Ícaro ha alojado a quienes visitan la región montañosa de las Dolomitas, en los Alpes orientales italianos. Recientemente, con el fin de reimaginar su identidad, la familia que lo fundó encargó a MoDus Architects la renovación del edificio original, que había sido intervenido en varias ocasiones.

El proyecto consistió en implementar una serie de dependencias nuevas, como una zona de estacionamiento, alojamientos para empleados y habitaciones para huéspedes, así como la redistribución y actualización de las áreas comunes de atención al público. Para esto, los arquitectos anexaron un ala sobre el costado oriente de la construcción existente, que replica la geometría de la antigua ala occidental para lograr simetría. Demolieron el techo para levantar uno que alberga la parte
vieja y la adición de forma homogénea, mientras una nueva fachada hace las veces de una envolvente que desdibuja la arquitectura del edificio original y que, además, sostiene la gran cubierta gracias a una columnata expuesta.

Vea tambien: El piso de vinilo es el protagonista en la remodelación de este apartamento

Tanto en los revestimientos de fachada como en la estructura a la vista, la madera, que asume el papel principal en la expresión del proyecto, aporta una imagen actual que recuerda la arquitectura alpina tradicional. En el área de lobby y las estancias colectivas, el mobiliario fijo se llena con una colección de objetos diversos, lo que confiere a estos espacios la atmósfera de un gabinete de curiosidades.

La disposición de las sillas y sofás en la zona de restaurante y en los ambientes de encuentro promueven la contemplación del paisaje a través de las ventanas que se enfocan en las montañas nevadas.
MoDus Architects propone en el Hotel Ícaro un ejercicio en el que la renovación se ejerce a través de una envoltura arquitectónica. Una capa nueva que forra la estructura existente. Pero no se trata de un simple maquillaje, pues esta arquitectura perimetral reconfigura la espacialidad interior que tenía el hotel y dispone sus ambientes al paisaje de una manera abierta y franca. ■

Vea tambien: Decorar las paredes como obras de arte: una nueva tendencia

Lea más en nuestra sección de arquitectura.

Deja un comentario:

Send this to a friend