arquitectura-barichara-revista-axxis-12

Octubre
5 - 2017
Uno de los asuntos más elementales de la arquitectura es la delimitación, separar un área para así adueñarse de un rincón del mundo y hacerlo propio. Levantar un muro, extender un piso, armar un techo, abrir una ventana. La morada, el dominio de lo íntimo, es quizá la manifestación arquitectónica más cercana a nuestros afectos y caprichos; es el dispositivo que permite a nuestros deseos tocarse con el mundo.

Uno de los asuntos más elementales de la arquitectura es la delimitación, separar un área para así adueñarse de un rincón del mundo y hacerlo propio. Levantar un muro, extender un piso, armar un techo, abrir una ventana. La morada, el dominio de lo íntimo, es quizá la manifestación arquitectónica más cercana a nuestros afectos y caprichos; es el dispositivo que permite a nuestros deseos tocarse con el mundo.

Deja un comentario:

Newsletter Axxis

Registrese para recibir todo nuestro contenido

Relacionados

Send this to a friend