La intervención de una casa ubicada en el barrio San Felipe a cargo de Yemail Arquitectura

Por Daniel Zamora
/
Febrero
22 - 2022
Crédito de la foto: Sebastián Cruz Roldán - cortesía Yemail Arquitectura -
Yemail Arquitectura intervino una tradicional casa en el barrio San Felipe, de Bogotá, en la que ahora funciona Plural Nodo Cultural, un lugar cuyo diseño resulta un lienzo ideal para múltiples puestas en escena de artistas contemporáneos.

El reto fue hacer una estructura dentro de otra y la respuesta no era derribar todo para empezar de cero, en especial porque la filosofía de Yemail Arquitectura pasa por reconocer el entorno e intervenir combinando su visión con las posibilidades del lugar. Pero, ¿cómo conservar el vestido de una típica casa en el barrio San Felipe –su techo, forma original y dos niveles– para crear un centro de arte contemporáneo? “El mérito inicial es de Juan Fernando López –director artístico de Plural Nodo Cultural–, que no pensó en construir una galería de arte, sino un espacio donde ocurren muchos formatos aparte de la exhibición tradicional”, explica el arquitecto Antonio Yemail.

A partir de esa línea surgió un proyecto que potenció la doble altura, los espacios flexibles para interconectar y dividir, el juego de luces y sombras, y una cocina que invita al diálogo artístico con la gastronomía y la creatividad, todo enmarcado en un ejercicio que privilegia el cuidado de la memoria. ¿Cómo? A través de la conservación del techo original, que se refuerza con un andamio que lo sostiene para poder derribar la estructura interna y abrir el lugar. Además, para Yemail la memoria adquiere un nuevo significado por la reacomodación de sus propios fragmentos, por eso procuró la reutilización de los viejos listones de madera que cubrían el suelo del primer piso y que, luego de un trabajo artesanal en el que se levantaron y cortaron, se dispusieron en el segundo nivel en forma de parquet. Otra gran apuesta fue el desnudo de la fachada, en la que se expusieron los ladrillos originales con los que fue construida.

“Estos proyectos permiten libertadcreativa y plantean retos que no son los del mundo comercial, que no se preguntan el para qué de las cosas, sino por sentidos más poéticos, se pueden dar licencias
menos literales, mucho más oníricas”, explica Yemail, con énfasis en que estos retos van en doble vía, tanto para artistas como María Roldán o Juan David Laserna y los demás que han expuesto en Plural, como para la curadora en jefe, Andrea Muñoz, quienes asumen el desafío que el espacio plantea para elaborar sus puestas en escena. “Si usted va a San Felipe, observa quemmuchas casas están reconvertidas en galerías directamente, sin intervenciones muy profundas; uno entra y son cuartos –con clóset y todo–, a ver obras de formato pequeño. Siento que la misma proporción del espacio condiciona la puesta en escena; en cambio, a Plural se ingresa por una puerta chica y el lugar de una vez se descomprime y obliga a llevar la mirada a la parte alta”.

Durante los últimos años, San Felipe ha transformado su discurso de sitio residencial y se ha abierto al del arte. Ahora funcionan numerosas galerías y emprendimientos creativos que le apuestan a la consolidación de un nuevo distrito cultural. En este proceso, Yemail Arquitectura, además de Plural, también ha diseñado Binario, un lugar que combina el arte y la música, y elabora otro que une el arte, la arquitectura y el cine, llamado It’s a Wrap. “El núcleo y espíritu de San Felipe está tan asentado que aún ves un barrio como cualquier otro, solo que hay otros públicos, artistas, pero su forma ha cambiado poco; es interesante porque se plantea una escala de proyectos que no agreden la tradición del sector, sino que hacen homenaje a las tradiciones de la arquitectura moderna”, finaliza Yemail. ■

Vea tambien: Lujo y teatralidad en el nuevo restaurante de Bad Bunny en Miami

Lea más en nuestra sección de arquitectura.

Deja un comentario:

Send this to a friend