La impresionante transformación del centro de Medellín

Por Rodrigo Toledo. Arquitecto y profesor asistente de la Universidad Pontificia Bolivariana
/
Julio
28 - 2022
Crédito de la foto: Cortesía Arquitectura y Espacio Urbano (AEU).
El centro de Medellín ha pasado por una intervención urbana –bajo una mirada sostenible– que transformó sus espacios públicos en lugares para el tránsito peatonal y el encuentro de los habitantes.

Medellín es una ciudad tropical con un clima propicio para una vida urbana volcada hacia el exterior. Sin embargo, la inseguridad vivida por décadas ha generado un miedo colectivo, palpable aún hoy. Por otro lado, la historia de su desarrollo urbano, desde de los años cincuenta, ha producido una urbe que privilegia al vehículo motorizado sobre otras formas de movilidad, incluida la peatonal. 

Esto contribuye a que sus calles sean asumidas como lugares inseguros y como simples infraestructuras para el transporte. Así se deja rezagado el potencial que tienen para ser escenarios del desarrollo colectivo de la comunidad. 

En 1995 se inauguró el metro. Es un sistema de movilidad que, al crecer con los años, ha promovido el transporte limpio. Además, ha facilitado el acceso a muchos sectores de la capital antioqueña. No obstante, por ser un viaducto elevado afectó también las calles paralelas en su recorrido. 

Metro del centro de Medellín

Los bajos del viaducto del metro son ahora espacios públicos para el encuentro y la movilidad sostenible. Fotografía: Cortesía Arquitectura y Espacio Urbano (AEU).

Esto es particularmente evidente en el centro de la ciudad, donde los lugares a la sombra del metro se han convertido en áreas urbanas caóticas y sin una vocación determinada. 

En 2012, el Departamento Administrativo de Planeación de Medellín impulsó la ejecución del Plan MED Centro. Es una iniciativa que busca planificar la ciudad mediante acciones enfocadas en la sostenibilidad y la equidad. Una de sus líneas estratégicas consiste en mejorar el espacio público para la convivencia y generar actividades para su vitalidad permanente en el centro. 

Énfasis en los peatones del centro de Medellín

En mayo de 2014, la firma Arquitectura y Espacio Urbano –AEU–, dirigida por los arquitectos Verónica Ortiz y Carlos Puerta, ganó un concurso convocado para la readecuación de la carrera Bolívar, en el marco de la recuperación integral del centro tradicional de Medellín. 

Este proyecto apuntó a mejorar la permanencia y el tránsito de los peatones cualificando esta vía. Además, la intervención fue el detonante para que los arquitectos implementaran estos principios en otras partes del sector, como la plaza Botero, la avenida La Playa, el pasaje Junín y la plaza de la Estación del Metro San Antonio, entre muchos otros. 

Vea tambien: Una cafetería con sabor a casa en Chipaque, Cundinamarca

Plano de la renovación del centro de Medellín

Gracias a estas intervenciones urbanas, las calles del centro de Medellín se han convertido en pasajes peatonales dotados de vegetación y amueblamiento. Imagen: Cortesía Arquitectura y Espacio Urbano (AEU).

La labor de AEU consistió en concebir ambientes públicos tropicales que reconfiguraran el entorno urbano sin arrasar con lo existente. Se trata de un ejercicio cuidadoso, en el que se crea pensando en todos.

“Uno de los principios con los que trabajamos este tipo de proyectos es el espacio indeterminado. Esto nos permite diseñar de tal forma que coexista una multiplicidad de maneras de habitar la ciudad. Esto incluye a los niños hasta los ancianos, los peatones y los ciclistas”, afirma Carlos Puerta. 

Asimismo, la metodología de esta firma antioqueña, en la que todo se diseña con software de modelado 3D, permite entender el entorno urbano desde la perspectiva del habitante y no desde la mirada lejana, desde arriba, tradicional de la planeación de las ciudades. 

Confort y seguridad

Para los arquitectos también fue fundamental diseñar estos proyectos en función del confort en el espacio público. Esto hace referencia a aquello que contribuye a que una persona se sienta cómoda y segura, como la talla de los árboles para no impedir la visibilidad y proveer sombra. 

También tuvieron en cuenta el contexto específico de cada intervención y adaptaron cada punto a su relación con los edificios institucionales, sistemas de transporte y a su vocación de lugares para el tránsito o la congregación. 

Fotografía: Cortesía Arquitectura y Espacio Urbano (AEU).

Además del diseño, AEU se encargó de la dirección de las adecuaciones mediante el manejo de la comunicación y coordinación con las diferentes entidades y actores involucrados en cada proyecto. 

Aquí los arquitectos trascendieron la condición de ser simplemente los diseñadores para convertirse en gestores de las transformaciones urbanas. En sus palabras, esto representó el 60 % de su labor. 

Vea tambien: Un apartamento en Bogotá en el que la madera es protagonista

Enfoque sostenible

El inicio del proyecto coincidió con la primera alarma ambiental en Medellín. Este hecho hizo que tanto la administración como el equipo profesional encargado incluyeran estrategias que se alinearan con una ciudad sostenible a partir de las intervenciones. 

Todo esto fortalecido por iniciativas que promueven el uso de sistemas masivos de transporte y la movilidad peatonal y alternativa. La elección de materiales y de mano de obra locales disminuyó los costos y la huella de carbono asociada al transporte de insumos. Además, generó empleo al mismo tiempo. 

La sostenibilidad aquí aborda lo ambiental, pero también lo económico y lo social. Esto los llevó a ganar el Premio a la Excelencia en Arquitectura Sostenible Vidrio Andino 2021. 

Así se ve el centro de Medellín
Fotografía: Cortesía Arquitectura y Espacio Urbano (AEU).

Estas obras le han dado al centro de Medellín una nueva vida. Han reconstruido sus calles y espacios públicos. Además, los han convertido en zonas para el tránsito y el encuentro de todos, en medio de la vegetación tropical de la región. 

Sus arquitectos, que participaron de manera activa en las gestiones técnica e institucional, han consolidado una urbe más sostenible desde muchos ámbitos. 

La arcaica mirada sobre la calle como un asunto de infraestructura ha sido reemplazada por una perspectiva que la entiende como el lugar que nos permite habitar la ciudad y el escenario de nuestra vida colectiva. 

6 respuestas

  1. Uriel dice:

    Bonitas las fotos sobre Medellín, seguramente son del año 2019 al finalizar la administración del alcalde Federico Gutiérrez, porque en la actualidad el estado de la ciudad es lamentable, las zonas verdes ya no están como se muestra en las fotografías, debido a la mala administración del alcalde Daniel Quintero, todo esta en retroceso, en abandono, maleza en abundancia, basuras por doquier, huecos en las calles y andenes, inseguridad, 400 colegios en estado critico a punto de colapsar, igual que 220 escenarios deportivos por toda la ciudad, cierre de las Bibliotecas públicas los días domingos y festivos cuando las familias con sus hijos las visitan y se suman más y más deterioros en todo, por último la ciudad sin recursos para atender todo esto porque se esfumaron los dineros del presupuesto.

  2. URIEL II dice:

    JAJAJAJAJA!!!!

  3. Tu mamá dice:

    Y Fico por qué no arregló los 400 colegios?

  4. […] tiene 320 metros cuadrado. Fue construida a orillas de la represa La Fe, en las afueras de Medellín. Se diseñó para establecer un vínculo con el lago y el bosque a los que se […]

  5. Marii dice:

    Medellin no puede lidiar ni mantener la avalancha de inmigrantes venezolanos que colapsaron el servicio de Transporte, salud, educación,vivienda Demás. Los parques lucen .ak, la infraestructura sufre

  6. Zacarías Gómez dice:

    Muy bonitas las fotos, que a propósito no son directamente del centro de Medellín, pero si fueran hoy, 27 de Agosto, se darían cuenta que no hay tales jardines, tales árboles bonitos que dan sombra. Solo verían jardineras llenas de maleza y basura de los habitantes de calle, olor a orina y excrementos de éstos mismos. Muros desquebrajados para sacarles los materiales para venderlos por vicio. Huecos por todos lados. Este espacio no es del transeúnte de a pie, es del vicioso, del indigente, de los ladrones que lo usan para esconder sus armas hechizas. El centro de Medellín le pertenece a las bandas criminales, ladrones y viciosos, a nadie más. Lamentablemente así es y seguirá siendo.

Deja un comentario:

Send this to a friend