¿Busca la casa de sus sueños en Colombia? Conozca esta en Sopó, Cundinamarca

Por Rodrigo Toledo
/
Marzo
7 - 2022
Crédito de la foto: Iván Ortiz
Este hogar, hecho a la medida de los hábitos de sus dueños, está posicionado de tal manera que su geometría persigue los niveles del terreno mientras disfruta del paisaje.

Quizá una de las primeras lecciones que se aprende en las escuelas de arquitectura es que el proyecto debe concebirse a partir del lugar donde se construye. Así, por ejemplo, una casa en un bosque no debería ser igual a una que se levanta a la orilla del mar, en medio de un páramo o al lado de una calle. La topografía, el paisaje, el clima, la cultura material y la disponibilidad técnica del contexto son –o deberían ser– determinantes en el resultado. Esta simple verdad parece obvia.

La cocina y el comedor están integrados y enfocados hacia el paisaje gracias a los ventanales de piso a techo de las fachadas.
La madera aporta calidez al baño social y establece un contraste con las superficies oscuras.

No obstante, es usual encontrar construcciones que ocupan el entorno sin establecer relaciones particulares con este. A veces pareciera que la arquitectura, sobre todo la doméstica, se ha convertido en una serie de formas que se repiten según las tendencias, y que al hacerlo se ha olvidado de lo que el arquitecto y teórico noruego Christian Norberg-Schulz llamaba “el espíritu del lugar”. Esta casa, ubicada en Sopó, Cundinamarca, y diseñada por el estudio bogotano A de Arquitectura, dirigido por la arquitecta Ana María Güiza Posso, solo podría existir en la colina donde se asienta.

La volumetría de la casa genera un pliegue que produce un cambio de altura en la zona social.

La manera como se posiciona sobre la tierra está directamente vinculada con la geografía del sitio, y su geometría persigue los niveles del terreno mientras busca el paisaje distante. Sería imposible hacerla igual en otro lugar. Como parte del proceso de diseño, la arquitecta entrevistó a los clientes, una pareja, con el fin de encontrar aquellos espacios que para su vida cotidiana eran los más importantes y descubrir los hábitos específicos que contribuirían a darle forma al proyecto. La alcoba principal, el salón,
un teatro en casa y la zona húmeda fueron seleccionados como los ambientes con más relevancia.

El baño principal goza de un lucernario que introduce la luz del sol de manera tamizada, mientras el vestier es concebido como una boutique con tocador.
La piscina se cubre con un deck deslizable de madera para ampliar la terraza y reconfigurar su uso.

La jerarquización de estos espacios determinó la zonificación del proyecto y la relación de cada uno de ellos con el entorno inmediato. Definieron la zona social como un volumen acristalado que ocupa el nivel intermedio del lote. La habitación principal aparece sobre este como una caja flotante que, al gozar de la posición más alta de la construcción, se orienta a la vista lejana del embalse de Aposentos. En el teatro en casa aprovecharon la pendiente de la parcela para hacer una gradería que se amobló con silletería de sala de cine. El escalonamiento de los cuerpos permitió generar dos terrazas: una a altura media que hace las veces de mirador, y una segunda, en la parte inferior de la obra, vinculada al área húmeda de la piscina.

Vea tambien: Conozca este producto para darle textura a la pared

Adicionalmente, dos habitaciones para huéspedes fueron ubicadas en una segunda caja, de tal manera que se pueda acceder a estas tanto desde el interior de la casa como desde afuera, lo que promueve el sentido de privacidad e independencia de estas alcobas. En el mismo nivel, bajo el dormitorio principal localizaron una oficina que disfruta de la terraza mirador. El vestier de la pareja lo diseñaron como una pequeña boutique con espejos, iluminación especial y un mueble de tocador.

En cuanto a materiales, las fachadas están revestidas en paneles de GRC, un tipo de concreto aligerado con fibra de vidrio que posibilita una aplicación de piezas de poco peso. Además, los volúmenes que contienen la habitación principal y los dormitorios para huéspedes están cubiertos con celosías en Panelex, un producto que simula listones de madera, con el propósito de proteger de la luz solar los interiores sin perder la vista panorámica.

Este proyecto integra arquitecturas diferentes a la del espacio doméstico y las fusiona en una espacialidad diversa. Las alcobas de invitados están concebidas como suites de hotel, el teatro en casa es un pequeño cine que se mezcla con los ambientes familiares y el walk-in closet retoma atributos de la arquitectura del retail.

Nada es típico en esta residencia, todo está hecho a la medida de los hábitos de sus ocupantes y en función de las características tangibles del lugar. Se trata de una casa de montaña, enclavada en la geografía, con terrazas que miran el paisaje, pero que al tiempo construyen uno nuevo, escalonado y fragmentado, entretejido con el sol y el viento. ■

Vea tambien: Outdoor Living: la propuesta de vivir el afuera

Lea más en nuestra sección de arquitectura.

Una respuesta

  1. […] ¿Busca la casa de sus sueños en Colombia? Conozca esta en Sopó, Cundinamarca […]

Deja un comentario:

Send this to a friend