Este dúplex en Medellín se ve como una casa, no como un apartamento

Por Rodrigo Toledo. Arquitecto y profesor asistente de la Universidad Pontificia Bolivariana
/
Agosto
1 - 2022
Crédito de la foto: Alejandro Arango - Pequeño Robot
El estudio encargado de intervenir este apartamento en Medellín partió de un concepto: la arquitectura no se queda en la obra civil, llega hasta los elementos más cotidianos.

Normalmente, cuando nos referimos a la arquitectura nos remitimos a lo que podríamos llamar un cascarón: muros, techos, pisos, ventanas, puertas y escaleras. Solemos entenderla como una especie de burbuja que define un espacio separado del mundo exterior.

Luego pensamos que el diseño interior es aquello que llena ese supuesto vacío con muebles y objetos decorativos y utilitarios.

Terraza de dúplex en Medellín.

La terraza es un espacio que permite la contemplación del paisaje urbano y el disfrute del clima tropical de Medellín. Fotografía: Alejandro Arango – Pequeño Robot.

No obstante, la arquitectura no produce vacíos, el espacio arquitectónico está siempre lleno. Antes que nosotros lo habitan la luz, la temperatura y las atmósferas particulares del lugar donde se construye.

La arquitectura es siempre local, es siempre cultural. Así, los enseres de la vida cotidiana se insertan no en un vacío sino en un contexto. Y se mezclan con el cascarón que los contiene para terminar siendo una sola cosa.

El taller de diseño Del Valle Studio, dirigido por el diseñador industrial David del Valle en Medellín, sabe esto. Sus proyectos abarcan una escala que se mueve entre el objeto y el espacio. Se enfocan en la gestión de las relaciones funcionales y afectivas entre las cosas y las personas.

Sello colombiano en este dúplex en Medellín

Con el propósito de establecer una identidad colombiana, sus procesos de diseño involucran técnicas artesanales, materiales locales, y elevan su condición con geometrías cuidadas y detalles refinados.

Por ello, cuando uno de sus clientes recurrentes encargó la arquitectura interior de su dúplex en Medellín, aplicaron estos principios. Se trata de un extranjero que invierte y vive por temporadas en la capital de Antioquia.

Vea tambien: Cuatro casas en una y 460 metros cuadrados en este hermoso proyecto


La cocina fue concebida como una pieza de mobiliario fijo donde se propone una mesa de comedor integrada a la isla. Fotografía: Alejandro Arango – Pequeño Robot.

El principal objetivo de esta intervención de 320 metros cuadrados era generar un lugar que permitiera a su habitante sentir que vive en una casa y no en un apartamento.

Para esto fue fundamental aprovechar, desde el punto de vista espacial, la doble altura con la que contaban, así como indagar en los hábitos particulares del cliente desde una perspectiva funcional y estética.

Mediante un cuestionario minucioso los diseñadores obtuvieron información sobre su forma de vida con el fin de traducirla al espacio.

La gama cromática utilizada privilegia en los muros los tonos oscuros y fríos para producir un ambiente sosegado. Al mismo tiempo, la fascinación del cliente por el colorido latinoamericano condujo a que algunos de los objetos y piezas de mobiliario tuvieran colores vivos y se destacaran sobre el fondo de grises neutros.

La arquitectura va más allá

Los muebles y la decoración son de Tu Taller Design, con excepción de la sala interior y la terraza, de B&B Italia.

Sala del dúplex en Medellín
Mediante un cuestionario minucioso los diseñadores obtuvieron información sobre la forma de vida del dueño del apartamento con el fin de traducirla al espacio. Fotografía: Alejandro Arango – Pequeño Robot.

La cocina, de R Mobiliario, tiene una isla que se integra con la mesa del comedor y la convierte en una estancia polivalente que economiza espacio.

Las ventanas de este dúplex en Medellín fueron cambiadas por un sistema de cierre hermético para mitigar el ruido de la calle sin sacrificar la entrada de luz natural. Sin embargo, conservaron sus dimensiones.

Vea tambien: Conozca Pisani, la nueva tienda de acabados arquitectónicos

La iluminación, por su parte, fue concebida por Del Valle con piezas de Moooi, firma de Países Bajos que tiene entre sus fundadores al diseñador Marcel Wanders.

Esta intervención parte de entender que los límites de la arquitectura no se quedan en la obra civil. De hecho, alcanzan las cosas con las que interactuamos todos los días.

La propuesta aparece como un posible camino para responder a la llegada de extranjeros y nuevos residentes a las ciudades colombianas. Para esto, es clave lograr un diseño que fortalece el talento nacional y visibiliza nuestra cultura.

Esta obra cumple sus objetivos inmediatos, pero también se adelanta a la futura vocación de globalización en Colombia mediante la protección del trabajo de diseñadores y artesanos locales.

Deja un comentario:

Newsletter Axxis

Registrese para recibir todo nuestro contenido

Lo más reciente

Cuatro casas en una y 460 metros cuadrados en este hermoso proyecto

POR Rodrigo Toledo. Arquitecto y profesor asistente de la Universidad Pontificia Bolivariana
Send this to a friend